¿Quienes somos?

Una cerveza belga con mi nombre ¡soy feliz!

Bertha 

Nací el 9 de mayo de 1987 (29 años) en Lima – Perú, la menor y única mujer de 3 hermanos (Christian y Carlos) a quienes adoro al igual que a mis padres César y María y ni hablar de mis hermosos sobrinos / ahijados Paolo y Cesitar por quienes me derrito. Soy ingeniero industrial (2015) y profesional técnico en química metalúrgica (2007).

Desde que recuerdo quise viajar por muchos sitios lejanos, pero lo postergué a cambio de desarrollo profesional, hoy siento haber avanzado en ese rubro y siendo aún joven (bueno casi jeje) y sin ataduras familiares que dependa de mi, me lanzo a esta aventura. A veces se necesita encontrar a alguien con tu mismo sueño para juntos empujarse a hacer lo que se considera una locura y por ello agradezco a  Ronald.

 

Disfrutando del paisaje en San Juan de Gaztelugatxe

Ronald

Técnico Electrónico de una de los mejores institutos tecnológicos en el Perú, empecé a trabajar en una refinería en Lima como técnico electrónico para luego tuve la oportunidad de asumir el reto de planeamiento de mantenimiento. Laboré ahí aproximadamente 7 años, las cuales fueron momentos de grandes retos personales y aprendizaje de mis fortalezas y debilidades, así como también hacer buenos amigos para toda la vida.  

Culminé la carrera de Ingeniera Industrial el 2016 pero cada ciclo que avanzaba y cada día, semana , mes que trabajaba sentía dentro de mí que estaba dejando escapar muchas cosas en mi vida , una de estas era vivir nuevas experiencias, dejar que el tiempo se detenga delante de mis ojos al menos 1 minuto en mi día a día.

La verdad he realizado pocos viajes en mi vida, pero el tiempo fuera de casa provocaba adrenalina, el compenetrarme con ese entorno tan diferente a lo cotidiano, sentía que podía dejar de lado todos mis interrogantes y prejuicios personales. He viajado a Ica, Cajamarca, Arequipa, Cuzco y Ecuador. Ecuador fue mi primera experiencia fuera de mi país “Perú”, fue durante una visita a Puerto Lopez para el avistamiento de ballenas, donde nos permitieron por unos 5 a 10 minutos bucear en el mar, sin pensarlo salté al agua y pude observar maravillado la naturaleza bajo el agua frente a mis ojos, más hermoso que verlo en mi pantallaza Led Full HD 55″ que me compré con mis utilidades jajaja ; fueron estos cortos minutos los que me dijeron : tienes que verlo, vivirlo y aprender.

Es así como renuncie a mis 7 años de trabajo, a un sueldo fijo y beneficios que toda empresa te da, con temor a empezar de cero pero con un latido más fuerte cada día en mi corazón y con ganas de aprender viajando, es así como empezamos nuestro primer mochilazo por el mundo junto con Bertha durante 150 días.

Arriba Perú , arriba la mochila y arriba el ánimo porque vamos a estar “mirandoxelmundo” .